Las aportaciones a salud dentro de la cooperación internacional se reducen mientras los problemas de sanitarios continúan

medicusmundi y Médicos del Mundo presentan el Informe de salud 2017 – La salud en la cooperación al desarrollo y acción humanitaria. Este informe que se lleva publicando desde 2002, tiene como objetivo influir en las políticas de salud, realizando un análisis crítico de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) internacional, estatal y descentralizada en salud.

En este informe se arroja datos que indican que Euskadi es la segunda comunidad autónoma en cuanto al gasto en AOD, por detrás de Andalucía, y es la CCAA que más dinero gasta por habitante. Por otra parte, Euskadi se sitúa en cuarto puesto en lo que a AOD en salud se refiere y las aportaciones no han hecho más que disminuir en los últimos años.

Situado en el marco de la era de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), en el que el tercer objetivo es “garantizar una vida sana y promover el bienestar de todas las personas a todas las edades”, el informe señala que se han realizado grandes avances, como la drástica reducción de la mortalidad materno-infantil. Aún así la inequidad sigue siendo uno de los principales retos, y que no hace más que aumentar. “En el mundo 3.700 millones de personas no cuentan con acceso a los servicios básicos  de salud”, recuerda Carlos Mediano, presidente de medicusmundi internacional y coautor del informe. “Solo el 45% de los enfermos de SIDA recibe tratamiento antirretroviral, y las mujeres africanas tienen 42 veces más posibilidades de morir en el parto, que las europeas, y no es por razones genéticas”, señala Mediano.

África recibe el 25% de la ayuda que el Gobierno VAsco destina a cooperación

África recibe el 25% de la ayuda que el Gobierno Vasco destina a cooperación

Entre los grandes retos a futuro que plantea Informe, desataca el problema de la resistencia antimicrobiana. Hoy en día se cuentan 700.000 muertes al año por la resistencia a los antibióticos, pero en 2050 serán 10 millones de muertes, “más que por el cáncer”.

Para entender este problema, o por qué vacunar hoy cuesta 48 veces más que en 2001, o por qué cien millones de personas se empobrecen al año por sus gastos en salud, Carlos Mediano propone una reflexión en torno a cómo entendemos la salud: como un  derecho o como un negocio. Para dar respuesta a este punto, el Informe ha analizado los determinantes comerciales de la salud, observando el comportamiento de las empresas que tienen un efecto sobre la salud, dividiéndolas entre las de índole sanitaria y  las que aunque no son sanitarias tienen un efecto sobre la salud.

“La conclusión es que un 30% de los cánceres y el 70% de la diabetes desaparecerían si controláramos el tabaco, el alcohol, la sobrealimentación y el sedentarismo”, señala el presidente de medicusmundi internacional. “Las empresas que hacen comida manufacturada tienen mucho que decir en la salud. Muchas veces hacen campañas de marketing muy agresivas, poniendo a gente deportista tomando productos que no son saludables; Influyen en comportamiento y la salud de la población, especialmente de la gente joven”.

Maite Gutierrez, voluntaria de Médicos del Mundo y Carlos Mediano, presidente de medicusmundi international y coautor del informe en la presentación en el Colegio de Médicos de Bizkaia

El informe también presenta los siguientes datos en torno a los problemas mundiales relacionados con la salud: 793 millones de personas sufren malnutrición y más de 1.900 millones tienen sobrepeso, 13 millones de muertes prematuras al año por enfermedades no transmisibles, sólo el 14% de los 40 millones de personas que necesitan cuidados paliativos los recibe, más  de 2.000 millones de personas viven con déficit hídrico y en 45 países solo el 50% de las mujeres toman decisiones sobre su salud sexual y reproductiva.

Mientras tanto, la Unión Europea se ha convertido en el mayor receptor de ayuda al desarrollo del mundo, paradójicamente. Y es que en 2016, los 29 países del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE, representantes de algunas de las economías más potentes del mundo, han gastado más en atender las necesidades de quienes llegaban a sus países que en todas las crisis del mundo, donde se concentraban el 86% de las personas refugiadas y desplazadas y por tanto donde estaban las mayores necesidades.

Mientras que 2016 la Ayuda Oficial al Desarrollo sumó 142.620 millones de dólares, solamente el 14,3% se destinó a salud. España no es una excepción en este caso y con 65,3 millones de euros, la ayuda destinada a salud se sitúa en un 1,6% del total de la AOD, apenas un 12% de lo que se destinaba en 2008. “La salud es lo primero es una frase habitual en nuestras conversaciones cotidianas, pero cuando se trata de invertir en ella, las cifras no cuadran”, señala Carlos Mediano.

La Ayuda Oficial al Desarrollo en Euskadi

Euskadi es la comunidad que más dinero destina a AOD por habitante, con 18,51 euros por persona, seguida por Navarra que destina 8,75 euros. En cuanto al monto total destinado a AOD, Euskadi es la segunda comunidad, con 40.051.710 euros, por detrás de Andalucía.

En el año 2012 la partida que el Gobierno Vasco destinó a AOD sufrió una drástica caída, pasando de 54,5 millones de euros en ese año a 31,3 millones el año siguiente.

En el caso de la AOD destinada a salud Euskadi se coloca en el puesto 14, sólo por delante de Madrid, Canarias y Murcia. El Gobierno Vasco disminuye de forma notable su ya de por si escasa aportación, pasando de 2.265.777 euros en 2015 a 1.836.775 euros en 2016, 429.002 euros, un 19% menos, mientras que la AOD general aumenta. Este dato genera dudas de si la salud es un sector prioritario para la cooperación del Gobierno vasco. De toda su AOD el Gobierno vasco destina apenas un 4,59% a la salud, quedándose muy lejos del 15% que hemos estado solicitando para este sector a todas las instituciones, con el fin de alcanzar los compromisos internacionales adquiridos.

Analizando la evolución de los datos de la AOD y la AOD en salud, Euskadi recupera cifras de 2010, tras el enorme descenso de 2013. Las previsiones presupuestarias para 2017 y 2018 muestran que la tendencia al incremento se mantiene, aunque no llega a las cifras de 2012.

En cuanto a las entidades locales (EELL) vascas, el Ayuntamiento de Vitoria ha sido el que más fondos ha destinado a sector, seguid por el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Gipuzkoa.

En cuanto a la distribución de la AOD por áreas geográficas, destacan el África Subsahariana y América Central, que reciben 456.521 y 757.064 millones de euros respectivamente. En cuanto a los sectores, el 48% de la ayuda se destina a la Salud Sexual y Reproductiva, y el 52% a la salud básica.

La Acción Humanitaria en Euskadi

Si analizamos la acción humanitaria en su conjunto, las CCAA y las EELL, Euskadi se sitúa en tercer puesto, con una aportación  de 2.717.771 euros, y es la segunda que más diereo aporta, si solamente tomamos en cuenta los datos de las CCAA. Aún así el porcentaje que Euskadi representa en la AOD total del estado Español, ha disminuido de un 8,38% en 2015 a un 5,7% en 2016.

El Gobierno Vasco sigue siendo el principal financiador de la cooperación Vasca, destinando  2.230.219 millones de euros a Acción Humanitaria. En cuanto a las entidades locales, la diputación Foral de Álava es la EELL que más dinero gasta en sector, seguida por los Ayuntamientos de Bilbao y Vitoria.

 

Conclusiones y recomendaciones

La salud es un elemento clave para el desarrollo de las personas y los pueblos, con la capacidad de aumentar o reducir las desigualdades sociales, por lo que debería tener una consideración por parte de los donantes. Por ello es necesario incrementar las partidas de AOD y en especial en matera de salud, hasta alcanzar el 0,7%, manteniendo un 15% para salud.

Euskadi también debería apostar por aumentar la CSU, tanto internamente como en sus proyectos de cooperación en salud, y seguir fortaleciendo los sistemas públicos de salud, priorizando las acciones de Atención Primaria, así como entendiendo la salud como un bien público global, teniendo presentes los determinantes sociales y comerciales de la salud.

A la vista del aumento de las necesidades humanitarias y del compromiso adquirido por los donantes de disminuir la brecha entre necesidades y financiación, la cooperación vasca, que actualmente asigna el 5,7% de su AOD a acción humanitaria, debe comprometerse a aumentarla de forma sostenida, al menos, hasta alcanzar el compromiso de la cooperación española de destinar el 10% de la AOD a acción humanitaria.

Resumen La Salud en la cooperación al desarrollo y la acción Humanitaria 2017

La Salud en la Cooperación al Desarrollo. Informe 2017

 

 

 

Jornada festiva en la carrera popular Desde Santurce a Bilbao

Masiva participación en la carrera popular Desde Santurce a Bilbao en su XXIX. edición, donde se impusieron el buen ambiente y la vida saludable. Por segundo año consecutivo, medicusmundi bizkaia también estuvo presente aportando el carácter solitario, a una carrera que se celebra gracias a la colaboración de tantos y tantas voluntarios y voluntarias, que participan en su organización manera altruista.

Este año medicusmundi bizkaia recibirá un euro de cada inscripción, que se destinarán a financiar los proyectos en la República Democrática del Congo. El dinero recaudado se destinará para reforzar el trabajo que realizamos en materia de Derechos Sexuales y Reproductivos..

El objetivo último de esta labor es evitar tanto la violencia sexual, como las enfermedades de transmisión sexual y evitar los embarazos prematuros, dando así a las mujeres jóvenes una oportunidad para que desarrollen su situación socio-económica y pueden así participar en el progreso de su país.

Aquí puedes encontrar más información relativa a los proyectos que se financiaran con el dinero recaudado.

 

El CETA y la privatización de la Salud

Mientras el TTIP (Acuerdo Transatlántico para el Comercio e Inversión) entre EEUU y la UE, parece quedar en hibernación tras el triunfo de Donald Trump, el CETA (Acuerdo Integral sobre Economía y Comercio con Canadá), que pretende eliminar barreras arancelarias con Canadá y facilitar el intercambio comercial y de inversiones de bienes y servicios, ha sido ratificado el pasado 15 de febrero por el Parlamento Europeo tras ocho años de negociaciones en secreto, desde 2009. Votaron a favor del CETA 408 eurodiputados frente a 254 que lo hicieron en contra. Los diputados del Estado Español del Partido Popular, PSOE, Ciudadanos y PNV votaron a favor, y en contra lo hicieron Podemos, Bildu, IU, ICV, ERC y Equo. Falta ahora solamente la ratificación de cada uno de los Parlamentos estatales de los estados miembros.

 

Mario Fernández, miembro de OSALDE y el Foro Vasco por la Salud

Se abre con el CETA un mercado de casi 500 millones de potenciales consumidores a los que hay que añadir los de EEUU y México a través del NAFTA (Tratado de Libre comercio de América del Norte). El CETA puede ser el submarino de la economía estadounidense en Europa, ya que gracias al NAFTA numerosas empresas transnacionales de matriz estadounidenses que disponen de filiales en Canadá van a tener las mismas oportunidades de operar con Europa a través del CETA. De hecho el 80% de las grandes corporaciones estadounidenses tienen algún tipo de participación en compañías canadienses.

El CETA, como el TTIP, supone un grave riesgo para los sistemas sanitarios públicos como los que conocemos en el Estado Español y en el País Vasco. Ambos tratados pretenden igualar a la baja para las dos partes firmantes las normas sanitarias, medioambientales, laborales, sociales y financieras. Los dos acuerdos están pensados únicamente para incrementar el flujo de inversiones, el comercio y el poder de las grandes corporaciones empresariales, impulsando su actividad a través de una menor regulación.

La propia Comisión Europea reconocía en sus declaraciones hace ahora un año, en mayo de 2016, la similitud entre ambos tratados: “El CETA es un acuerdo de referencia… Nuestra meta en ambas conversaciones es similar: llegar a un acuerdo global que ayude a nuestras empresas a prosperar en el mercado trasatlántico y generar crecimiento y empleo”.

Tal como alertaba “ATTAC España” en vísperas de la reciente votación del CETA, en el Parlamento europeo: “El CETA limita seriamente la capacidad de los gobiernos para crear, expandir y regular los servicios públicos y para revertir liberalizaciones y privatizaciones fracasadas, podría aumentar el coste de las prescripciones de medicamentos e impactaría negativamente en derechos fundamentales como el derecho a la privacidad y a la protección de datos.

También limitaría la capacidad tanto de la UE como de Canadá de actuar contra patentes excesivas”. La celebración por la EFPIA (Federación Europea de la Industria Farmacéutica) y por Farmaindustria, la patronal de laboratorios y principal lobby de la industria farmacéutica en España, de la aprobación del CETA por el Parlamento europeo es muy elocuente, sobre todo conociendo su feroz campaña de defensa de las patentes y contra los genéricos desarrollada hace unos años en el Estado Español: “El CETA permitirá, entre otros beneficios, consolidar y armonizar la protección de la propiedad industrial en el ámbito farmacéutico”.

Según Médicos y Pacientes, publicación de la Organización Médica Colegial (OMC), recogida en Acta Sanitaria (16/02/2017), “el CETA va a exacerbar aún más la subida de los costes de medicamentos por diversos motivos, entre ellos, la creación de un nuevo sistema de aumento de duración de la patente que retrasará la entrada de medicamentos genéricos al menos dos años” y el hecho de que “los costes de los medicamentos canadienses sitúan a este país en la segunda posición más alta del mundo después de Estados Unidos”.

Por otra parte, el CETA abre la puerta a más privatizaciones de servicios públicos y además incluye cláusulas que impiden la reversión al sector público de servicios privatizados, como las logradas en la Comunidad de Madrid, tras numerosas movilizaciones y diversas sentencias judiciales, y la más reciente del Hospital de Alzira, que el gobierno valenciano ha comenzado a rescatar.

Durante las negociaciones del CETA a puerta cerrada, once Estados miembros de la UE (entre ellos, España) se han comprometido a liberalizar –o sea privatizar– con el CETA los servicios de cuidados a largo plazo, como la atención residencial para la tercera edad.

El CETA facilitaría a las grandes empresas multinacionales el acceso sin restricciones a la contratación pública, restringiendo la capacidad de los gobiernos para apoyar a proveedores locales y sin fines de lucro y provocando la externalización de puestos de trabajo del sector público a empresas privadas, donde el personal soporta peores condiciones laborales.

Al igual que el TTIP, el CETA contempla también la creación de tribunales de arbitraje (ISDS/ICS); una justicia paralela y privatizada, ajena a los sistemas judiciales estatales, para resolver disputas entre las empresas y los Estados. Las grandes empresas tendrán derecho a denunciar a los Estados que aprueben legislaciones que perjudiquen a sus intereses y estos se enfrentarán a pagar multas millonarias, en base al lucro cesante, los beneficios estimados que dejarían de percibir.

La ciudadanía debe conocer los riesgos de privatización de los servicios públicos sanitarios que supone el CETA y cómo afectaría a la salud, así como exigir a sus representantes políticos una actuación consecuentemente democrática que ponga por delante la salud y el bienestar de la ciudadanía frente a  los intereses económicos de una minoría.

El teatro de calle “La salud al mejor precio” llega a Bizkaia

Este domingo 18 de septiembre, a las 13:00 horas, en el cruce entre Kale Nagusia y Berriotxoa Kalea de Basauri, dará comienzo la acción músico-teatral que, con el título de “La salud al mejor precio”, la ONGD Medicus Mundi realizará en Basauri, Algorta, Erandio, Santurce y Bilbao, tras su paso por Gipuzkoa.

La Plataforma Tirante, creadora de la pieza y quien la llevará también a las calles de la geografía vasca, cuenta que, de acuerdo con Medicus Mundi, “quiere plasmar en ella que la sanidad pública se está perdiendo en favor de una sanidad injusta y desigual”. En esta línea, el objetivo de la ONGD con esta actividad es reclamar el derecho a la salud para todas las personas, algo que se perdió a raíz de la entrada en vigor del Real Decreto de 16/2012 con el que se dejaba fuera de la cobertura pública sanitaria a algunos de los colectivos sociales más desfavorecidos, como la población inmigrante en situación irregular.

Ante esta situación, y ante la alta valoración que la mayoría de las personas dan al sistema sanitario público y universal, “un servicio público que la ciudadanía desea proteger”, Medicus Mundi expresa la necesidad de permanecer alerta y vigilantes ante las amenazas que acechan al derecho a la atención sanitaria para todas las personas, fruto de la globalización, las políticas neoliberales y los recortes, que la ponen constantemente en peligro.

A nivel de la CAV, advierten, la reforma del sistema de salud continúa excluyendo o poniendo importantes barreras para acceder al sistema vasco de salud a ciertos colectivos de inmigrantes. Como ejemplo, Medicus Mundi pone la situación de desprotección a la que dicha reforma ha llevado a las mujeres inmigrantes en situación administrativa irregular que pudieran ser víctimas de la violencia machista al quitarles el derecho a la atención.

La acción músico-teatral “La salud al mejor precio” es parte de un proyecto liderado por las tres asociaciones de Medicus Mundi de Euskadi titulado “Osasun Publiko eta Unibertsalaren alde. Inequidades en el acceso a la salud”. En el marco de esta iniciativa, estas ONGD, en colaboración con la Universidad del País Vasco, organizaron el pasado febrero en Bilbao la jornada “La salud: ¿derecho o negocio?” y están realizando un estudio que tiene como objetivo describir los procesos de privatización y las desigualdades de acceso en el sistema vasco de salud.

En el desarrollo de este proyecto Medicus Mundi cuenta además con la colaboración de otros colectivos y agentes sociales implicados en la garantía de un sistema sanitario de acceso público, universal y de calidad, como Osalde o Munduko Medikuak.

Programación:

  • Basauri: Cruce Kale Nagusia y Berriotxoa Kalea, domingo 18 de septiembre, 13:00.
  • Algorta: Plaza entrada escuela música (Nuevo Antzokia), jueves 22 de septiembre, 19:00.
  • Erandio: Plaza del Metro, martes 27 de septiembre, 19:00.
  • Santurtzi: Plaza Cagonillos, miércoles 28 de septiembre, 19:00.
  • Bilbao: Plaza Arriaga, jueves 29 de septiembre, 18:30.

medicusmundi bizkaia propone al Dr. Andrés Aya Goñi para renombrar una calle de Bilbao

Aya Goñi basó su trayectoria de vida en los derechos humanos y la salud, luchando contra las desigualdades

medicusmundi bizkaia presenta al Dr. Andrés Aya Goñi como candidato para renombrar una calle de la villa en el marco de la revisión del callejero bilbaíno, que se ha realizado a raíz de la Ley de Memoria Histórica, por su trayectoria de vida basada en el respeto de los derechos humanos y a la dignidad de las personas.

El doctor Andrés Aya Goñi (28/12/1911) fue el promotor de medicusmundi bizkaia. Estudió Medicina y Cirugía en Barcelona, licenciándose en 1933. Se doctoró en Viena, lugar donde se encontraba cuando estalló la Guerra Civil en julio de 1936. Se trasladó a su patria para alistarse como Gudari, apresado y conducido al penal del Dueso en Cantabria donde permaneció tres años.

medicusmundi se creó en 1962 como un organismo internacional de asistencia sanitaria y empezó a funcionar en Barcelona. Un compañero de estudios del doctor Andrés Aya Goñi le ánimo a movilizar a gente que compartieran inquietud por los países, que debido a sus infraestructuras no tenían servicios sanitarios para atender las neArticuloDEIA1983medicostercermundocesidades mínimas de la población. El 17 de enero de 1966 tuvo lugar el acto fundacional de medicusmundi bizkaia y el doctor Andrés Aya Goñi fue el primer secretario de la asociación y presidente en 1983.

En Ecuador, fomentaron y potenciaron los dispensarios que ya existían en el país. Sin embargo, en Ruanda, al no haber nada, tuvieron que dedicarse, en un principio, a crear infraestructuras; un pequeño hospital, un edificio para el personal de enfermería y centros nutricionales.

Entre otros muchos méritos sociales y sanitarios también fue viceconsejero de Sanidad del primer Gobierno vasco de la democracia, así como presidente del Colegio Oficial de Médicos en ese mismo periodo. También fue el creador de Etorkintza, asociación en la que sus acciones y procesos están destinados a personas que se encuentran en situación de riesgo, con problemas de adicción, salud mental y exclusión social.

Gracias a personas como el Dr. Aya Goñi medicusmundi bizkaia sigue luchando por el derecho a una salud pública y universal para todas las personas. 50 años de compromiso con los países empobrecidos, luchando contra las desigualdades; generando cambios en la sociedad, fomentando una cultura de solidaridad y compromisos ciudadanos, que hagan posible la erradicación de la pobreza y permitan que la salud sea un derecho al alcance de todas las personas. Por todo ello, medicusmundi presenta al Dr. Andrés Aya Goñi para renombrar una calle de la villa de Bilbao.

 

Asimismo, desde medicusmundi bizkaia queremos hacer una mención especial también a aquellas personas que estuvieron en los inicios de la asociación junto al Dr. Andrés Aya Goñi, entre estas se encuentran el Dr. Barturen, Ignacio y Tere Oloizola, el ingeniero D. José Tellería, el oftalmólogo Antton Damborenea y muchas otras más

 

Euskadi, cada vez más lejos del 0,7% para cooperación

Las ONGD Munduko Medikuak, Prosalus y medicusmundi piden a las instituciones vascas que mantengan  y refuercen sus líneas de financiación y que cumplan con la Ley Vasca de Cooperación aprobada en 2007

[Leer más…]