La mujer decide, la sociedad respeta, el Estado garantiza y la Iglesia no interviene

Tras dos años de gobierno, al final el Partido Popular va a cumplir una, quizá la única, de sus promesas electorales. Se trata de la nueva regulación del aborto. Como no podía ser de otra forma, en aplicación de la neolengua a la que nos ha acostumbrado este gobierno le coloca un nombre («Anteproyecto de Ley Orgánica de protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada») que dice casi lo contrario del contenido real del proyecto de ley. De la misma forma que las famosas “sostenibilidades” del sistema nacional de salud, o de las costas, o la ley de “seguridad ciudadana”, que lo único que asegura es que si manifiestas tu libertad de pensamiento y expresión en contra del gobierno puedes acabar muy mal.

[Leer más…]