Jornadas «Reflexiones sobre Violencias Machistas. Basauri, Euskal Herria y República Democrática del Congo»

Los próximos días 3 y 4 de diciembre, Marienea Basauri acoge las Jornadas «Reflexiones sobre Violencias Machistas. Basauri, Euskal Herria y República Democrática del Congo» que desde medicusmundi bizkaia organizamos en el marco del 25 de Noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, con el apoyo del Ayuntamiento de Basauri.

[Leer más…]

Jornadas «Mujeres desenredando violencias»

Durante el mes de noviembre, Hika Ateneo Bilbao acoge las Jornadas «Mujeres desenredando violencias». En el marco de estas, el 19 del mes tendrá lugar la mesa redonda «Violencia simbólica sobre el cuerpo de las mujeres: Guatemala – Euskal Herria», que contará con la participación de medicusmundi bizkaia y mugarik gabe. Aprovecharemos la ocasión para dar a conocer el trabajo que desarrollamos tanto en Guatemala como en Bizkaia sobre la temática.

Además, contaremos con la participación del grupo de jóvenes ganadores del concurso «Nire gorputza nire erabakia. Hemen zein Guatemalan» de 2014, quienes viajaron a Guatemala y conocieron de primera mano los proyectos que se están desarrollando en la actualidad sobre violencias machistas con diferentes asociaciones locales, así como, participar en un taller de realización audiovisual con jovenes guatemaltecos y guatemaltecas, durante el cual grabaron un cortometraje sobre estereotipos, desigualdades de género y violencias machistas. De todo ello hablarán el próximo 19 de noviembre a partir de las 19.30 horas, en Hika Ateneo Bilbao.

A partir de las 21.30 horas, tendrá lugar el concierto del grupo vasco-guatemalteco Puchicamuchá, en cuyo repertorio podremos escuchar «Mi cuerpo no se vende», canción creada para el concurso «Nire gorpuza nire erabakia. Hemen zein Guatemalan».

Programa completo AQUÍ

violenciahika21

Semana contra la Pobreza 2015

El día 17 de octubre se conmemora el Día internacional contra la pobreza y la exclusión social. Con el propósito de promover una mayor conciencia sobre la urgencia de tomar medidas efectivas para la erradicación de la pobreza se vienen llevando a cabo acciones a nivel internacional, desde 2005 también en Euskadi.

 

Este año con el eje temático del Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) entre la UE y EEUU, y bajo el lema TTIP: truco o trato, diversos colectivos sociales y plataformas de Euskadi denunciaremos las consecuencias ecológicas, sociales, laborales y económicas de este acuerdo comercial.

¡Anímate! ¡Participa!

En Bizkaia:

14 de octubre: Charla TTIP: truco o trato. 19.00 horas, Colegio de Médicos de Bizkaia (Lersundi, 9)

Salud: América Arias. Gerente de proyectos de salud global y desarrollo. «Los TTIP como barreras de acceso a medicamentos: el caso de la Hepatitis C»

Soberanía Alimentaria: Andoni García (EHNE Bizkaia). «TTIP, atraco a la soberanía alimentaria».

Derechos Laborales. Beatriz Plaza (OMAL). «Derechos Laborales y TTIP: antagonismos»

Modera: Begoña Yebra, periodista

Servicio de guardería previo aviso, con 48 horas de antelación: incidenciapolitica@ongdeuskadi.org 944150300

17 octubre: Bizimartxa Día Internacional contra la Pobreza. 12.00 horas desde Plaza Arriaga hasta Museo Marítimo.

Posteriormente, en la Plaza Arriaga habrá un acto final con lectura de manifiesto y diversas actividades.

Buscando una vida que merezca la pena ser vivida

Un niño de tres años ha conseguido lo que hasta hace poco parecía imposible: el fin de la indiferencia ante el drama de los refugiados que llaman a las puertas de Europa. Y de paso, puede haber acabado con el mercadeo insoportable de números, que son personas, que cada país estaba dispuesto a recibir.

[Leer más…]

Radiografía de la Reforma Sanitaria: La Universalidad de la Exclusión

La Red de Denuncia y Resistencia al RDL 16/2012 ( REDER) ha reunido, entre enero de 2014 y julio de 2015, más de 1500 casos de personas que han visto vulnerado su derecho humano a la salud como consecuencia de la exclusión sanitaria a inmigrantes en situación irregular: Incumplimiento sistemático de las excepciones protegida; Familiares perdidos en un laberinto jurídico y legal; La desinformación como negación de un derecho; la ineficacia de una legislación parcheada.

[Leer más…]

«Motxila esperientzia eta irakaspenez beteta ekartzea espero dugu»

Iratxe Agirre (Iurreta, 1994) eta Iraia Derteano (Abadiño, 1990), durangaldeko bi gazte dira. Iratxe Zientzia Ekonomikoen azken urtea ikasten dabil Sarrikoko unibertsitatean, eta Iraia, Ingelerako magisteritza Arangoitiko eskolan amaitu eta gero, gizarte integrazioa ikasten dabil Erandion. Biak Juventud Vasca Cooperante programaren baitan aukeratuak izan dira aurten, uztailetik urrira bitartean, Guatemalan kooperante gisa aritzeko. Maleta ilusioz eta gogoz lepo, haiekin hitz egin dugu, bidai aurreko sentipenak ezagutzeko.

[Leer más…]

Medicus Mundi, Médicos del Mundo y Prosalus exigen en el Parlamento Vasco el cumplimiento de la Ley Vasca de Cooperación y la armonización de la política fiscal en materia de desgravación

Medicus Mundi, junto con otras dos ONGD especializadas en salud, Munduko Medikuak y Prosalus, reiteraron ayer al Parlamento vasco una histórica exigencia: el Cumplimiento de la Ley vasca de Cooperación que establece destinar el 0,7% del PIB de Euskadi a la cooperación .

[Leer más…]

medicusmundi bizkaia firma un convenio de difusión con el Colegio de Médicos de Bizkaia

El pasado 22 de junio, tuvo lugar la firma de un convenio a través del cual, el Colegio de Médicos de Bizkaia apoya, por medio de su difusión, el trabajo que se desarrolla desde medicusmundi bizkaia.

[Leer más…]

OFERTA DE TRABAJO

La Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea y medicusmundi necesitan una persona investigadora para trabajar en un proyecto de investigación e intervención llevado a cabo de forma conjunta por ambas instituciones. Los objetivos del proyecto son describir las desigualdades sociales de acceso al sistema sanitario vasco e identificar los procesos de privatización y mercantilización de los sistemas sanitarios públicos.

[Leer más…]

Pablo Cabrero: “El principal reto de la cooperación es romper con la dependencia y el paternalismo”

Si hablamos de la República Democrática del Congo y del trabajo que los organismos de cooperación al desarrollo realizan allí, Pablo Cabrero es uno de los personajes que podría ayudarnos a comprender mejor toda la complejidad del país africano. Cooperante desde muy joven, dejó Yakarta (Indonesia), para embarcarse, como coordinador de medicusmundi Bizkaia, en un apasionante viaje al Bajo Congo, del que en esta entrevista nos deja un amplio análisis, además de varias interesantes reflexiones en torno a su sociedad, los proyectos llevados a cabo y la evolución que la propia cooperación al desarrollo ha tenido durante los últimos años.

Pregunta: ¿Cómo llegaste a trabajar con medicusmundi Bizkaia? ¿Cuál fue tu primera toma de contacto con la organización?

Pablo Cabrero: Pues a través de Internet. Vi la oferta de medicusmundi Bizkaia, y me pareció atractiva, tanto por el país, la República Democrática del Congo, como por el propio proyecto, muy interesante. Hice la entrevista por Skype y decidieron contar conmigo. Y en cuanto a la primera toma de contacto, todo fue muy sencillo, ya que pasé unos días en Bilbo con la anterior coordinadora, Amaia, y me puso al día de todo, tanto de los proyectos que se estaban llevando a cabo, como de la propia idiosincrasia del país, la sociología del lugar y, en resumen, de todo lo que me iba a hacer falta allí. La verdad es que me facilitaron todo.

P: ¿Cómo fue ese primer viaje al Congo? ¿Sentiste miedo al cambio, a lo desconocido?

P.C: No, más que miedo yo hablaría de responsabilidad, del peso de la responsabilidad. Me daba mucho respeto afrontar esas nuevas responsabilidades del cargo, la carga ingente de trabajo a la que iba a hacer frente, si sería capaz de controlarlo todo. Afortunadamente, he de decir que allí me encontré con un equipo fantástico, que siempre estuvieron dispuestos a ayudarme y que facilitaron sobremanera mi trabajo. Recuerdo con especial cariño a Ainize, una chica de Donosti que convivió conmigo y con la que trabé una amistad que hizo todo el trabajo, que en ocasiones es dura, mucho más llevadera.

Y en cuanto al propio viaje, recuerdo que eran años muy difíciles para el Congo. Además de la propia inestabilidad política, presente siempre en el país, se le sumó la crisis económica, además de la propia agresividad de algunos policías, que hicieron que la situación fuera tensa en algunos momentos. Recuerdo, por otra parte, que la capital, Kinshasa, estaba absolutamente levantada, en obras, dificultando todos los trayectos y complicando todo el trabajo.

P: ¿Qué valoración haces del trabajo realizado en el Congo como coordinador? ¿Qué proyectos se llevaron a cabo?

P. C: Nuestra actividad durante la época en la que fui responsable de coordinación, de marzo de 2010 a marzo de 2011, nuestra labor se centró en tres grandes proyectos. El primero, del FOCAD, para el saneamiento y mejora de las condiciones de higiene de tres distritos de Kinshasa. El segundo, un trabajo con una comunidad de personas con problemas mentales, y el tercero, en colaboración con una ONG local, asistencia a personas enfermes de VIH.

¿Si se cumplieron los objetivos? Yo creo que en general, podría decirse que si, no tanto porque se finalizaron algunas obras en el aspecto del saneamiento, si no porque, en términos generales, conseguimos la implicación de la población local, que es el verdadero objetivo de la cooperación. Y en otros procesos más lentos, como los cambios de hábitos, el empoderamiento de la mujer, el sentido de comunidad que trabaja junta, se vieron avances, a pesar de que, como he dicho, la evolución en esta área es mucho menos visible.

P: La metodología ha variado en el último año, haciéndose cargo de la coordinación una nativa congoleña en lugar de una persona expatriada, como venía haciéndose hasta la fecha. ¿Cómo has visto esa transición y que resultados está dando este profundo cambio?

P. C: Si, aunque yo, más que de una transición, hablaría de dos. La primera ocurrió entre los propios expatriados, al identificar varias debilidades que observamos durante bastante claro y decidir que había que incluirlas en el proyecto de cooperación. Se trataba de trabajar sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en la zona del Bajo Congo, además de llevar esa labor de cooperación desde la propia capital, Kinshasa, a zonas más rurales, en las que el desarrollo y la situación eran bastante más precarios. La segunda transición es la que tú comentas. Vista la inestabilidad de cambiar constantemente de coordinador, además de la desconfianza que generan los continuos cambios entre los nativos, se opta por, en una decisión algo arriesgada, por novedosa, dejar la coordinación en manos de una mujer del equipo congoleño que ya trabajaba allí.

En cuanto a los resultados, he de decir que he podido visitar la zona en la que desempeñamos nuestra labor este pasado septiembre, aunque ya como observador, externo, claro, y he podido comprobar con satisfacción, que el proyecto avanza con paso firme. Es cierto que hay que limar ciertos detalles y dinámicas, y que la decisión sorprendió mucho en una sociedad tan jerarquizada y machista, pero podemos decir que estamos muy satisfechos con la decisión.

P: ¿Cómo podemos definir la situación del Congo en aspectos como la higiene o la sanidad pública?

P.C: La del Congo es una situación complicada en ese ámbito. Hay que tener en cuenta que de Kinshasa hasta la costa y el puerto, hay una carretera, sólo una, y que todos los núcleos urbanos de entidad se sitúan junto a ella. Fuera de ahí, no hay absolutamente nada en lo que se refiere a medios para mejorar la higiene o que garanticen la sanidad pública. La mayoría de centros de salud son de la época de la colonización belga, y no tienen electricidad, disponen de agua, en el mejor de los casos, de algunas horas durante el día…Faltan medios, sobre todo en las zonas rurales, donde la situación es muy precaria.

P: ¿Cuál es la situación de las mujeres en el país? ¿Qué visión hay sobre los derechos sexuales y reproductivos?

P.C: La situación de las mujeres en el Congo es similar al que tienen éstas en la mayoría de países africanos, esto es, son las encargadas de cuidar de la casa, de hacerse cargo de los oficios, de cuidar a los niños y niñas, de recolectar, de tener todo en orden y limpio…Es una sociedad absolutamente patriarcal. Están absolutamente sometidas. Además, el índice de natalidad es altísimo, las familias suelen tener 7-8 niños, y eso solo agrava la ya de por si complicada situación de éstas mujeres.

Por otra parte, es destacable la impunidad existente en torno a la violencia sexual. El maltrato existe, es muy común, pero hay un silencio colectivo sobre el tema que lo invisibiliza, que le resta importancia y dificulta atajar el problema. Hay leyes contra la violencia sexual, están redactadas, pero es muy difícil llevarlas a la práctica porque, como en muchas otras áreas, faltan recursos con los que aplicar esas normativas que pudieran ser validas en otras situaciones.

P: ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la cooperación al desarrollo en el Congo estos próximos años?

P.C: Los retos para el futuro en el Congo son los mismos retos que existen desde hace tiempo en el país. Esto es, fomentar una cooperación de igual a igual que rompa la dependencia respecto a los países occidentales y europeos, alejada del paternalismo imperante y empoderando a los propios habitantes congoleños, implicándoles en dinámicas que mejoren su calidad de vida. Que sientan el progreso como suyo, que ellos mismos sean soberanos y sean capaces de organizarse para mejorar. ¿Cómo hacerlo? La única opción es buscar acuerdos entre las diferentes ONG y asociaciones que fomente una cooperación de igual a igual y se aleje del asistencialismo.


La cooperación al desarrollo se ha profesionalizado muchísimo en los últimos años. Ahora hay más factores, muchísimo más control sobre los fondos que se utilizan…Esto en si mismo es algo positivo, porque es dinero público y hay que controlarlo, pero por otra parte, nuestro trabajo ahora es mucho más complejo y burocrático, ya que auditar y justificar todos y cada uno de los gastos que tenemos, y esa transparencia, repito, necesaria, hace que en ocasiones se pierde flexibilidad en el trabajo diario.

Por otra parte, y yo creo que de manera acertada, la cooperación ha evolucionado desde el paternalismo religioso hacía una cooperación de igual a igual, que empodere a la población y les haga dueños de su futuro. En ese sentido, creo que estamos en el bueno camino.