Memoria de actividades de medicusmundi bizkaia 2018

En esta nueva Memoria de actividades podréis conocer las acciones que se han llevado a cabo durante 2018, tanto en Bizkaia como en los países en los que trabajamos (Guatemala, Honduras, Ruanda y República Democrática del Congo), así como la gestión económica de este año.  [Leer más…]

DOCUMENTAL “LA SANIDAD EN SHOCK. Negociando con la salud”

El documental “LA SANIDAD EN SHOCK. Negociando con la salud”, plantea una reflexión sobre la situación del acceso a la sanidad. Cómo los determinantes que condicionan la salud van más allá del servicio médico y cómo los diferentes factores afectan a nuestra calidad de vida.

[Leer más…]

“Es fundamental incluir una perspectiva de género feminista en las medidas que se toman sobre la salud de las mujeres”

En el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, 28 de mayo, entrevistamos a Beatriz Velardiez Modroño, responsable de comunicación de Mujeres para la Salud.
[Leer más…]

La deriva del sistema sanitario en Honduras

Si fueras hondureña y vivieras en El Terrero, Intibucá, tendrías que andar 45 minutos para llegar al centro de salud porque el único autobús que hay es a las ocho de la mañana y para tener alguna posibilidad de que te atiendan tienes que hacer cola desde antes de las siete. Si consigues ser atendida y necesitas un tratamiento médico, seguramente no vayan a proporcionártelo en el centro de salud. Si es algún medicamento, con mucha probabilidad no lo tendrán y deberás pagar por él en una farmacia privada.

[Leer más…]

La deriva del sistema sanitario en Honduras

Si fueras hondureña y vivieras en El Terrero, Intibucá, tendrías que andar 45 minutos para llegar al centro de salud porque el único autobús que hay es a las ocho de la mañana y para tener alguna posibilidad de que te atiendan tienes que hacer cola desde antes de las siete. Si consigues ser atendida y necesitas un tratamiento médico, seguramente no vayan a proporcionártelo en el centro de salud.

[Leer más…]

Ilustraciones para liberarnos

Allí donde el analfabetismo predomina, como en Guatemala, las ilustraciones apoyan o sustituyen a la palabra escrita. En la revista feminista laCuerda hemos publicado fotografías, pinturas, grabados, grafiti, collages, así como formatos tecnológicos, para comunicar mensajes emancipatorios.

[Leer más…]

17 de octubre, Día Internacional contra la Pobreza y la Exclusión

Organizaciones sociales denuncian las escandalosas desigualdades entre personas ricas y empobrecidas, también en Euskadi

Bajo el lema Muévete contra la desigualdad obscena, actividades como bici marchas, concentraciones, charlas, teatro, exposiciones y cine fórum sensibilizarán sobre la urgencia de tomar medidas efectivas para la erradicación de la pobreza y las desigualdades, y pondrán el foco sobre las migraciones forzosas.
El 17 de octubre se conmemora el Día Internacional contra la Pobreza y la Exclusión. Por este motivo, ONG de desarrollo y organizaciones sociales lanzan un llamamiento a la sociedad para que se movilice hasta lograr medidas concretas y efectivas para acabar con la pobreza y las desigualdades en un ámbito local e internacional.

Se realizan multitud de acciones en el ámbito internacional, y en nuestro ámbito más cercano, la campaña Pobreza Cero es una iniciativa que se lleva a cabo en todo el Estado y que se suma a ese llamamiento a la movilización para denunciar la obscenidad de las desigualdades y la pobreza. Desde 2005 también se desarrollan acciones en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. En este último territorio, este año además se trabajan las migraciones forzosas como eje temático y como ejemplo de desigualdad obscena.

Los colectivos organizadores aseguran que la pobreza y las desigualdades son cada vez más extremas, intensas y crónicas. “El actual sistema capitalista, heteropatriarcal y basado en los intercambios financieros ha generado un crecimiento económico que obvia los derechos humanos y las condiciones de vida digna en todas las regiones del mundo”. Añaden que “la crisis económica de los últimos años ha aumentado hasta cotas escandalosas las injusticias y las desigualdades entre personas ricas y empobrecidas, desarrollando un modelo de producción y consumo que amenaza el desarrollo sostenible del planeta”.

El 21 de octubre participaremos en la Bizi Martxa desde el Arriaga hasta el Museo Marítimo

El 21 de octubre participaremos en la Bizi Martxa desde el Arriaga hasta el Museo Marítimo

Señalan también que, según la Encuesta de pobreza y Desigualdades Sociales de 2016 del Gobierno vasco, las tasas de pobreza y desigualdades en Euskadi se mantienen por debajo de la media estatal y europea, pero a pesar de ello, 440.823 personas (1 de cada 5) están en riesgo de pobreza y exclusión social, cifra que está por encima de los datos del año 2.000.

Migraciones forzosas, ejemplo de la desigualdad obscena

Otro año más, en el núcleo de las denuncias señalan que, tras las llamadas crisis migratorias existe realmente una crisis civilizatoria ocasionada por el citado sistema socioeconómico que provoca la migración forzosa de millones de personas en el mundo. “Son personas que se han visto obligadas a huir de sus países por sufrir persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, desastres ecológicos, guerras, pertenencia a determinado grupo social, género u orientación sexual”.

Manifiesto

Firma contra la desigualdad obscena

Apoya nuestra pregunta en Osoigo.com dirigida a los politicos del Parlamento Vasco

El CETA y la privatización de la Salud

Mientras el TTIP (Acuerdo Transatlántico para el Comercio e Inversión) entre EEUU y la UE, parece quedar en hibernación tras el triunfo de Donald Trump, el CETA (Acuerdo Integral sobre Economía y Comercio con Canadá), que pretende eliminar barreras arancelarias con Canadá y facilitar el intercambio comercial y de inversiones de bienes y servicios, ha sido ratificado el pasado 15 de febrero por el Parlamento Europeo tras ocho años de negociaciones en secreto, desde 2009. Votaron a favor del CETA 408 eurodiputados frente a 254 que lo hicieron en contra. Los diputados del Estado Español del Partido Popular, PSOE, Ciudadanos y PNV votaron a favor, y en contra lo hicieron Podemos, Bildu, IU, ICV, ERC y Equo. Falta ahora solamente la ratificación de cada uno de los Parlamentos estatales de los estados miembros.

 

Mario Fernández, miembro de OSALDE y el Foro Vasco por la Salud

Se abre con el CETA un mercado de casi 500 millones de potenciales consumidores a los que hay que añadir los de EEUU y México a través del NAFTA (Tratado de Libre comercio de América del Norte). El CETA puede ser el submarino de la economía estadounidense en Europa, ya que gracias al NAFTA numerosas empresas transnacionales de matriz estadounidenses que disponen de filiales en Canadá van a tener las mismas oportunidades de operar con Europa a través del CETA. De hecho el 80% de las grandes corporaciones estadounidenses tienen algún tipo de participación en compañías canadienses.

El CETA, como el TTIP, supone un grave riesgo para los sistemas sanitarios públicos como los que conocemos en el Estado Español y en el País Vasco. Ambos tratados pretenden igualar a la baja para las dos partes firmantes las normas sanitarias, medioambientales, laborales, sociales y financieras. Los dos acuerdos están pensados únicamente para incrementar el flujo de inversiones, el comercio y el poder de las grandes corporaciones empresariales, impulsando su actividad a través de una menor regulación.

La propia Comisión Europea reconocía en sus declaraciones hace ahora un año, en mayo de 2016, la similitud entre ambos tratados: “El CETA es un acuerdo de referencia… Nuestra meta en ambas conversaciones es similar: llegar a un acuerdo global que ayude a nuestras empresas a prosperar en el mercado trasatlántico y generar crecimiento y empleo”.

Tal como alertaba “ATTAC España” en vísperas de la reciente votación del CETA, en el Parlamento europeo: “El CETA limita seriamente la capacidad de los gobiernos para crear, expandir y regular los servicios públicos y para revertir liberalizaciones y privatizaciones fracasadas, podría aumentar el coste de las prescripciones de medicamentos e impactaría negativamente en derechos fundamentales como el derecho a la privacidad y a la protección de datos.

También limitaría la capacidad tanto de la UE como de Canadá de actuar contra patentes excesivas”. La celebración por la EFPIA (Federación Europea de la Industria Farmacéutica) y por Farmaindustria, la patronal de laboratorios y principal lobby de la industria farmacéutica en España, de la aprobación del CETA por el Parlamento europeo es muy elocuente, sobre todo conociendo su feroz campaña de defensa de las patentes y contra los genéricos desarrollada hace unos años en el Estado Español: “El CETA permitirá, entre otros beneficios, consolidar y armonizar la protección de la propiedad industrial en el ámbito farmacéutico”.

Según Médicos y Pacientes, publicación de la Organización Médica Colegial (OMC), recogida en Acta Sanitaria (16/02/2017), “el CETA va a exacerbar aún más la subida de los costes de medicamentos por diversos motivos, entre ellos, la creación de un nuevo sistema de aumento de duración de la patente que retrasará la entrada de medicamentos genéricos al menos dos años” y el hecho de que “los costes de los medicamentos canadienses sitúan a este país en la segunda posición más alta del mundo después de Estados Unidos”.

Por otra parte, el CETA abre la puerta a más privatizaciones de servicios públicos y además incluye cláusulas que impiden la reversión al sector público de servicios privatizados, como las logradas en la Comunidad de Madrid, tras numerosas movilizaciones y diversas sentencias judiciales, y la más reciente del Hospital de Alzira, que el gobierno valenciano ha comenzado a rescatar.

Durante las negociaciones del CETA a puerta cerrada, once Estados miembros de la UE (entre ellos, España) se han comprometido a liberalizar –o sea privatizar– con el CETA los servicios de cuidados a largo plazo, como la atención residencial para la tercera edad.

El CETA facilitaría a las grandes empresas multinacionales el acceso sin restricciones a la contratación pública, restringiendo la capacidad de los gobiernos para apoyar a proveedores locales y sin fines de lucro y provocando la externalización de puestos de trabajo del sector público a empresas privadas, donde el personal soporta peores condiciones laborales.

Al igual que el TTIP, el CETA contempla también la creación de tribunales de arbitraje (ISDS/ICS); una justicia paralela y privatizada, ajena a los sistemas judiciales estatales, para resolver disputas entre las empresas y los Estados. Las grandes empresas tendrán derecho a denunciar a los Estados que aprueben legislaciones que perjudiquen a sus intereses y estos se enfrentarán a pagar multas millonarias, en base al lucro cesante, los beneficios estimados que dejarían de percibir.

La ciudadanía debe conocer los riesgos de privatización de los servicios públicos sanitarios que supone el CETA y cómo afectaría a la salud, así como exigir a sus representantes políticos una actuación consecuentemente democrática que ponga por delante la salud y el bienestar de la ciudadanía frente a  los intereses económicos de una minoría.

Un año el asesinato de Berta Cáceres

El 3 de marzo de 2016, asesinaron a nuestra compañera Berta Cáceres en Honduras. Un año después sigue reinando la impunidad. Es por eso que seguimos reclamando verdad, justicia y reparación.

[Leer más…]

VIDEO La violencia contra las mujeres (también) en Guatemala

medicusmundi bizkaia presentamos el video que realizamos, junto a Faktoria Lila, durante el viaje a Guatemala el pasado mes de octubre, con la delegación de profesionales vascas (educación, salud y movimiento feminista).

[Leer más…]