Entrevista jóvenes vascas cooperantes en Guatemala

Begoña y Garazi ha estado en el albergue para mujeres supervivientes de violencia de género, que medicusmundi bizkaia y ASOGEN gestionan en la localidad de Chimaltenango en Guatemala.

 

 

¡Nueva convocatoria Jóvenes en busca del Sur!

¿Queréis ganar un viaje a un país de Centroamérica? medicusmundi os invita a participar en la sexta edición del concurso Jóvenes en Busca del Sur.
jóvenes en busca del sur 2018 / gazteak hegoaren bila 2018

‘Jóvenes en busca del Sur’ es un juego-concurso de sensibilización organizado por medicusmundi álava/araba, bizkaia y gipuzkoa y dirigido a jóvenes de entre 19 y 30 años, que hayan nacido, residan, estudien o trabajen en Euskadi.

En 2018 se celebra la 6ª edición de este concurso que tiene un doble objetivo; por un lado, aumentar el conocimiento y el interés de las y los jóvenes por la realidad de los países del Sur, partiendo de la idea de que nos encontramos en un mundo globalizado en el que las problemáticas y circunstancias que se viven en diferentes partes del planeta están cada día más relacionadas.

Por otro, busca favorecer la colaboración, la reflexión y el trabajo creativo en equipo de las y los participantes. En definitiva, se trata de promover su compromiso en la lucha para lograr una transformación real y un mundo más justo.

 

 

Despojadas de nuestro cuerpo

Creo que cuando nos cruzamos, un 33% de su cuerpo estaba lleno de rabia; otro 33% albergaba tristeza; en el 33% restante, solo agobio. Espero que encontrarse con caras conocidas y feministas le sirviera, al menos, para llenar ese poquito que le quedaba libre de nuestra fuerza para pasar el trago. Ante situaciones como estas, sólo nos queda creer en nosotras. Esa misma mañana, en un hospital público de Bilbao, el ginecólogo de turno se debió sentir presionado cuando ella preguntó detalles sobre su salud:

—Y esto que tengo, ¿por qué puede ser? — debió querer saber la muy osada.
—Perdona, guapa, la culpa de esto la tienes tú. Yo estoy intentando solucionarlo.

En su cara, estupor, dolor, indefensión. En la consulta, sola, ¿cómo podría enfrentarse a algo así? El reto no era fácil porque esa conversación les trascendía a ambos. Lo que estaba sobre la mesa en esa consulta era la clásica distinción entre mujeres buenas y malas; putas y santas; las que se lo merecen todo y las que no se merecen nada; las que cumplen con lo que se espera de ellas y las que no lo hacen. Ella, a ojos y criterio del patriarcado, no debe ser una de esas buenas mujeres. Todo por tratar de hacerse cargo de su cuerpo, por intentar entender qué estaba pasando con su salud, todo por responsabilizarse.

El tremendo atrevimiento del médico, por un lado, está relacionado con la falta de costumbre que tenemos como sociedad a hacernos cargo de nuestra salud, a preguntar y cuestionar la palabra sagrada del doctor o doctora de turno, acostumbrados a que sus juicios sobre nuestra salud sean incuestionables: por otro lado, sus palabras se convierten en el altavoz del castigo social que todavía hoy sufrimos las mujeres si nuestras sexualidad no encaja en los patrones que han dictado para nosotras. Para bien y para mal; por arriba y por abajo; cualquier forma de relacionarnos con nuestra sexualidad que no cumpla que lo que se espera de una buena mujer será castigada. Las expectativas no son siempre las mismas ni se muestran de la misma manera. En algunos contextos sociales, serán castigadas las mujeres que no disfruten activamente del sexo, condenadas al “estrecha”; en otros casos, el juez moral que llevamos todas dentro castigará a las que disfrutan libremente de su sexualidad, sin pareja estable, ni ánimo de tenerla. Para ellas será el reino de las putas. Luego, ni te cuento si no te relacionas sexualmente con hombres. Para nosotras, el ostracismo.

Ojalá pudiera decir que la actitud del ginecólogo que atendió a esta mujer es anecdótica. Hace unos años, en un reportaje de Pikara Magazine sobre el Virus del Papiloma Humano, la autora ya contaba situaciones parecidas: “Estate tranquilita que ya bastante has hecho”, le dijeron entonces a una mujer diagnosticada con VPH. Al hablar de esta cuestión con otras compañeras, la sorpresa ha sido superlativa. Bueno, quizá no tanto. A una, estos días también, le aconsejaban que tome pastillas anticonceptivas, pero se niegan a explicarle nada sobre los posibles efectos secundarios; a otra le recetan monogamia para evitar problemas; todavía recuerdo cómo una de mis mejores amigas salió de Urgencias tras pedir la pastilla del día después; las lágrimas de otra pidiendo, por favor, que nunca más le pongan con ese ginecológico. Todo, ante la más absoluta impunidad porque el cuerpo de las mujeres no nos pertenece a nosotras. La violencia simbólica a la que estamos sometidas desde la cultura, la política o la economía, entre otros factores sociales, nos ha despojado de nosotras mismas. El feminismo es un billete de vuelta a nuestros cuerpos, a nuestros deseos, a nuestra vida. El viaje es arduo y costoso, pero que nadie dude de que llegaremos al destino.

Todavía hoy, con 45 mujeres asesinadas en lo que vamos de año a manos de sus parejas o exparejas y sin la posibilidad de conocer a ciencia cierta cuántos asesinatos más de mujeres se han dado por razones de género, resulta complejo hacer comprender a la ciudadanía que todas nuestras vivencias están atravesadas por los estereotipos de género. Crecer mientras nos hacen creer que nuestros cuerpos tienen la finalidad de, más allá de albergarnos, gustar a otros; vivir en un contexto político y social que no reconoce la autonomía de nuestra sexualidad; que los partos estén tan medicalizados o la menstruación tan estigmatizada; que instituciones públicas y religiosas decidan sistemáticamente sobre nuestros derechos sexuales y reproductivos o que, entre otros miles de ejemplos, los cuerpos de las mujeres se mutilen —de maneras muy distintas según el contexto cultural— son sólo algunas de las actitudes que demuestran que necesitamos también en el ámbito de la salud de profesionales que entiendan que la situación sociopolítica en la que vivimos influye directamente en nuestra salud y que nos receten un poquito de feminismo tres veces al día.

 

 

Este es un artículo de Pikara Magazine en el Marco del proyecto Abordaje de la violencia simbólica desde el ámbito educativo, sanitario y los medios de comunicación financiado por la Diputación Foral de Bizkaia.

La asociación Zer0,7 continúa financiando el trabajo de medicusmundi bizkaia en RDC

Una año más el fondo Zer0,7 continúa financiando el trabajo que medicusmundi bizkaia lleva a cabo en la República Democrática del Congo. En este caso los 49.966 euros otorgados por la asociación de personas que trabajan en el Gobierno Vasco y en Osakidetza, nos permitirán seguir con el trabajo que realizamos en malnutrición infantil en la Zona de Salud de Biyela, en la República Democrática del Congo. Concretamente en reforzar la prevención y atención de las complicaciones médicas derivadas de la malnutrición en 250 los niños y niñas menores de 5 años.

Otro de nuestros objetivos es fortalecer las capacidades del personal de los centros de salud, mejorar las condiciones de higiene y saneamiento de los mismos así como sensibilizar y concienciar a las familias de 4.990 hogares que permita mejorar la atención de la malnutrición y la toma de conciencia sobre las consecuencias de la falta de higiene y saneamiento en la salud de los niños y las niñas.

medicusmundi trabaja en la región junto a la organización local BDOM Kinshasa (Servicio médico de la archidiócesis de Kinshasa), desde 2004. Las actividades se desarrollarán durante 2018 y permitirá atender directamente a 5.267 personas de la ZS de Biyela, donde enfermedades como el paludismo, la anemia, la fiebre tifoidea o la diarrea simple, pueden afectar gravemente a niños y niñas.

La intervención se llevará a cabo en tres niveles: el nivel comunitario con actividades centradas en sensibilización, la prevención, detección, referencia y seguimiento de los casos de malnutrición y por último en los centros de salud y hospitales, donde la intervención se focalizará en asegurar una atención adecuada, con especial énfasis en los casos con complicaciones.

La situación se complica en honduras y los candidatos dicen que el país se encuentra al borde de la guerra civil

Las irregularidades que se produjeron en el proceso de conteo de las elecciones presidenciales de Honduras, el 26 de noviembre, sumieron al país en una crisis política; Los enfrentamientos y la represión que han tenido lugar desde entonces han causado al menos 20 muertos y la situación está lejos de calmarse. El Tribunal Supremo Electoral ratificó a Hernández en su cargo, pero la oposición lo acusó de fraude y la Organización de Estados Americanos (OEA) plantea que ante la falta de transparencia se repitan los comicios.

Las elecciones se realizaron de manera pacífica, pero a las 10 horas de cerrar los colegios, con el  57% de los votos contados, los primeros resultados daban la victoria al líder de la Alianza, Nasralla, con una ventaja de cinco puntos. Sin embargo, antes de publicar estos resultados, tanto el candidato a la reelección del partido Nacional Conservador, Juan Orlando Hernández, como la Alianza contra la Dictadura de Salvador Nasralla se proclamaron a sí mismos ganadores, creando confusión entre los ciudadanos.

En las siguientes horas, aduciendo que faltaba el voto rural y entre denuncias de irregularidades, el Tribunal Superior Electoral otorgaba la victoria Hernández, con una ventaja del 2%.

A partir de ese momento, las protestas se extendieron por todo el país, siendo estas violentas en algunos lugares. La represión del gobierno por su parte ha causado la muerte de más 20 personas, y los observadores internacionales han denunciado abusos contra los derechos humanos. Como respuesta a esta situación, durante los primeros diez días de diciembre también hubo toque de queda en todo el país.

El candidato de la Alianza respaldado por el ex presidente Manuel Zelaya, quien fue depuesto tras un golpe de estado en 2009, indicó desde los Estados Unidos que Honduras se encuentra a las puertas de la guerra civil, y pidió la implicación de la comunidad internacional.

Ángel María Sorto representante de medicusmundi en Honduras, indica que los proyectos que la organización desarrolla en el país  se han visto ralentizados o parados por completo. Las movilizaciones han paralizado a prácticamente todo el país y tanto capacitaciones con las comunidades como las actividades programadas se han visto interrumpidas.

Por otro lado, Sorto comenta el proyecto acordado con el Ayuntamiento de Iurreta en Intibucá se está realizando tal y como se había planificado; pero dice que como resultado de los bloqueos resulta imposible acceder a Tegucigalpa, la capital del país.

En términos generales, la situación es confusa en todo el país, y como resultado de los saqueos, muchos bancos han cerrado y la administración pública no funciona, ya que no está claro quiénes están ahora al mando. Lo que sucederá en el corto plazo es una incertidumbre, por lo que la situación todavía es impredecible y el país se encuentra completamente paralizado.

Inestabilidad tras las elecciones en Honduras

El 26 de noviembre Honduras celebró elecciones para elegir nuevo presidente, pero los resultados mostraban que la diferencia entre el actual presidente  Hernández y el principal candidato  era solo del 1%, alrededor de 3.000 votos. La oposición ha denunciado fraude por parte del actual partido en el gobierno, responsable de la destitución de Zelaya en 2009.

Aunque las elecciones se celebraron el domingo, el 100% de los resultados no se conoció hasta el martes, ya que el domingo se dejó de contabilizar los resultados debido a problemas de comunicación. Los primeros resultados daban la victoria a Nasralla, pero tras el conteo del 100% de los votos, los resultados daban la victoria al actual presidente Juan Orlando Hernandez.

 

El candidato de centro y izquierda Nasralla ha anunciado que no acepta los resultados y declara que se ha producido un pucherazo electoral, autoproclamándose ganador de las elecciones y llamando a sus seguidores a salir a la calle a manifestarse. Hasta ahora los disturbios han causado la muerte de tres personas y la situación está lejos de solucionarse.

Nasralla que también es presentador de televisión ha denunciado los resultados declarando que ha habido fraude, y ha pedido a las entidades observadoras allí presentes que analicen los resultados.

 

Boletin Medicos Mundi nº83

Medio siglo reivindicando el derecho a la salud para todas las personas

medicus-mundi-no-83-ok-def

Entrevista a Claudine Mukamana, miembro de la cooperativa de mujeres Abaticumugambi de Ruanda

Desde hace años, medicusmundi bizkaia y medicusmundi álava/araba colaboramos en el desarrollo de varias cooperativas de mujeres del distrito de Kamony, en Ruanda. Una de dichas cooperativas es Abaticumugambi, en el sector de Kabuga.
A continuación ofrecemos una entrevista a Claudine Mukamana, de 34 años, miembro de esta cooperativa que se dedica actualmente a la cría de cerdos y al cultivo de piñas y bananas, y recibe junto con otras seis, el apoyo de medicusmundi álava/araba y bizkaia, de la ONG local UGAMA CSC y la colaboración del Distrito de Kamonyi.

¿Hace mucho tiempo que perteneces a la cooperativa?
Antes de ser cooperativa fuimos asociación; pertenezco a la asociación desde 2004, y después en 2008 nos constituimos como cooperativa.

¿Por qué eres miembro de ella?
Formar asociaciones fue una iniciativa surgida de la ayuda que se proporcionaba a las mujeres usuarias del Centro Nutricional de Kabuga. Se propuso formar asociaciones de producción para generar ingresos. Mis hijos no estaban en un caso grave de malnutrición, pero tenían ciertos síntomas. Soy miembro de la cooperativa para beneficiarme de la ayuda de otros en el marco del desarrollo.

¿Qué es lo que haces en la cooperativa?
Soy miembro ordinario de la cooperativa y jefa de las alfabetizadoras. El año pasado fui miembro del Consejo de Administración.

¿Es tu vida distinta desde que entraste a formar parte de esta iniciativa?
Sí. Ahora tengo más conocimientos porque he recibido muchas formaciones en Derechos del Niño y la Niña, funcionamiento de cooperativas, formaciones de género, en artesanía; hemos puesto en marcha huertos familiares con otras personas no miembros de la cooperativa. Con el apoyo de medicusmundi, hemos recibido alfabetizaciones y ahora somos más independientes y nuestra situación familiar ha mejorado en relación a cómo estábamos antes. Particularmente, en mi caso, yo imparto cursos de alfabetización a la comunidad tras haber recibido un curso de formación de formadores y he sido elegida como animadora de educación en la célula donde resido.

¿Cuáles son las nuevas técnicas de producción que has aprendido?
Hemos aprendido técnicas modernas para el cultivo de piñas y de bananas.

¿Qué recibido otras formaciones?
Hemos aprendido técnicas de artesanía: tinte de tejidos y fabricación de jabón además de todas las formaciones que he mencionado antes.

¿Consigues ahorrar algo de dinero?
Sí. He abierto una cuenta bancaria personal y conozco a otras mujeres de la cooperativa que también la han hecho.

¿Cómo participas en el desarrollo local?
Enseño a los vecinos a hacer huertos familiares; en las reuniones del pueblo, sensibilizo a los asistentes sobre los Derechos del menor y sobre la complementariedad entre mujeres y hombres, y como he dicho antes, al haber sido elegida como encargada de educación en la célula, me ocupo también del apoyo integral de niños y niñas con discapacidad física y de la alfabetización de adultos.

¿En qué consiste ese apoyo?
Mi tarea consiste en orientar a estos niños y niñas a la escuela adecuada a nivel de la célula, y después realizar un seguimiento de su evolución escolar.

¿Como crees que las mujeres pueden desarrollarse en Ruanda?
En mi opinión, y dados los conocimientos que se adquieren en el seno de las cooperativas, yo creo que una buena fórmula asociarse.

¿Qué opina tu marido de tu evolución?
Mi marido no tiene problemas con que participe pero recuerdo una vez que llevé un cuaderno a casa sobre la equidad de género y mi marido lo leyó. Se quedo muy sorprendido porque él creía que el género consistía en que las mujeres realizasen el trabajo de los hombres; y los hombres, el de las mujeres, y vio que no se trataba de eso. El pensaba también que estas cuestiones de género eran solo para la gente de la capital, Kigali.

¿Qué piensan tus hijos e hijas?
Mis hijos son todavía pequeños para darse cuenta; ellos dicen: “Mamá va a la cooperativa” sin saber lo que es una cooperativa, pero aun así lo dicen.

¿Piensas continuar como miembro de la cooperativa?
Deseo continuar y me gustaría que se adhirieran nuevos miembros.

¿Cuál es tu proyecto para los próximos cinco años?
Tras la formación en multiplicación de semillas, he comenzado a multiplicar las semillas de árboles frutales y espero que se unan otras personas y que podamos multiplicar las semillas de aguacates y limoneros y sembrarlos en mi pueblo.

La gente de Euskadi apenas conoce Ruanda, ¿qué le dirías a alguien que quiera venir al país?
Les animo a venir para que vean cómo después de la tragedia de 1994, el país se desarrolla y la población consigue encontrar fuentes de ingreso, para que vean también cómo evolucionan las mujeres. Por ejemplo, mi marido y yo siempre nos ponemos de acuerdo para hacer cualquier cosa. Hemos hablado últimamente porque yo quiero aprender a conducir una moto, y a pesar de que estábamos pensando tener otro bebé, lo estamos posponiendo hasta que yo me saque el carnet y podamos comprarnos una moto para que la pueda conducir.

Declaración de medicusmundi: Cobertura Sanitaria Universal, Global y Pública

En la última asamblea de medicusmundi , que tuvo lugar en el mes de junio en Barcelona, se aprobó la declaración “La salud en la agenda para el desarrollo después de 2015”, en la que fija su postura ante el escenario que se está definiendo tras el final de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015. medicusmundi apuesta por una Cobertura Sanitaria Universal, Global y Pública.

[Leer más…]

El Parlamento exige al Gobierno Vasco mayor compromiso con las políticas de cooperación internacional, pese a la crisis

Fuente: Coordinadora de ONGD de Euskadi

El pasado 20 de junio se aprobó la proposión no de ley sobre cooperación presentada por la oposición. Con esta aprobación el Parlamento vasco insta al Gobierno Vasco a que apuntale las políticas de cooperación que se desarrollan en Euskadi, a pesar de la crisis.

[Leer más…]